jueves, 30 de mayo de 2013

Pasta con albondiguillas



Qué tal si hoy comemos pasta?

La verdad que prácticamente a casi toda la gente que conozco le gusta la pasta y no puede ser de otra forma, ya que la preparemos de cualquier forma está buenísima. 
Hoy les traigo mi versión de la clásica Pasta con carne o mini albóndigas, está llena de ese típico sabor italiano, si, si, al que es difícil resistirse, jejejeje.   
Hay muchísimas recetas y variantes de la misma, ya que cada quien tiene su toque personal, pero si bien es cierto, cuando hablamos de pasta siempre intento pensar en Italia.


      
                             Pasta con albondiguillas
                                  


Ingredientes:
(para 4 personas)

* 200 gr de carne picada (molida) mixta
* 1 diente de ajo
* 1/2 cebolla dulce
* 1 yema de huevo
* 1 rebanada de pan de molde sin corteza remojada en 
   leche.
* Perejil fresco al gusto
* Sal y pimienta molida negra al gusto
* La ralladura de 1/2 limón amarillo
---
Salsa.
* 1 lata de tomates enteros grande
* 2 dientes de ajo
* 1 cebolla blanca o amarilla
* Unas hojas de albahaca fresca
* 1/2 cucharadita de orégano seco
* 1 cucharadita de sal
* 1 cucharada de azúcar
* 40 ml de aceite de oliva virgen extra  
---
* 300 gr de pasta tipo espagueti 
* Queso parmesano o gran padano para decorar
* Hojas de albahaca para decorar


Proceso.
Primero ponemos a marinar la carne, para ello ponemos la carne en un bol y salpimentamos al gusto, picamos el perejil finamente y lo añadimos. También vamos a echar la cebolla picada finamente, al igual que el ajo y la ralladura de limón.
                                               

Removemos todo y luego vamos a añadir la yema de huevo.
                                          

Removemos de nuevo hasta integrarlo todo y echamos la miga de pan remojada en leche.
                                               


Removemos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y tapamos con film y llevamos a la nevera durante 30 minutos.
Mientras tanto hacemos la salsa y para ello vamos a picar la cebolla muy finamente, al igual que el ajo y los vamos a sofreír en una cacerola con el aceite de oliva, durante 8 minutos a fuego medio. Luego licuamos los tomates con su jugo, dejando un poco troceados para conseguir la textura de las salsas italianas. Echamos los tomates a la cacerola donde estamos haciendo el sofrito de la cebolla, echamos las hojas de albahaca, el orégano, la sal y el azúcar. Removemos todo y dejamos cocinar 20 minutos a fuego medio.
                                               

Mientras la salsa está cocinándose,  sacamos la carne de la nevera y hacemos las albondigillas. Cogemos con una cucharita de las del café, pequeñas porciones para hacer bolitas de carne y las vamos a poner en una sartén con poco aceite de oliva.
                                         

Las hacemos por todos los lados, la terminación de la carne al gusto por supuesto. Mientras tanto cocemos la pasta el tiempo que indique el fabricante, yo la cocí 8 minutos. Sólo en agua y sal, no hace falta aceite, recordar que lo que hace que la pasta no se pegue es que mantengan hirviendo el agua durante la cocción, con burbujas. Una vez cocida la pasta, la echamos directamente a la salsa, con la ayuda de unas pinzas. Los italianos no cuelan la pasta, la añaden directamente a las salsas.
                                             

Removemos y echamos la pasta en un plato especial para pasta, luego por encima colocamos las albondiguillas.



A continuación rallamos un poco de parmesano, es importante que lo hagan cuando esté caliente para que parte del queso se funda. Y para terminar añadimos hojas de albahaca cortadas o si son de las pequeñas mejor, queda más chulo, jejejejeje. 
                                             


Aquí tienen mí Pasta con albondiguillas, de verdad que tiene que hacerla, está riquísima. Les aseguro que será un plato que estará presente en sus mesas a partir de hoy, jejejeje. 


                                       ¡Hasta la próxima!
  







miércoles, 29 de mayo de 2013

Dip Griego de cebolla y bacon



Hola!

Les traigo una de esas recetas que durante mucho tiempo buscas para cambiar de "aire" los entrantes que pones en las reuniones con los amigos. Sin duda es una opción ideal para dejar con la boca abierta a tus invitados y por supuesto, que haya quien les pida la receta no faltará jejejejeje. Así que les aseguro un éxito y un plato estrella para compartir.
La combinación de sabores es increíble, la cebolla con el bacon y el toque original del yogur con el intenso queso, uufff!!!... realmente delicioso.

Venga, que no les hago esperar más y a por la receta.

                   
               Dip Griego de cebolla 
                           y  bacon                          



Ingredientes:

* 200 ml de yogur griego natural
* 120 gr de queso gruyere o cheddar curado
* 2 cebollas moradas (rojas) medianas
* 5 lonchas de bacon (tocino) ahumado
* 2 cucharadas de aceite de oliva
* 1 cucharadita de azúcar
* Sal 


Proceso.
Primero picamos las cebollas en juliana, ni muy finas, ni muy gruesas.
                                                  

Luego las vamos a caramelizar, para ello ponemos el aceite de oliva en una sarten, echamos las cebollas picadas y añadimos sal, sólo un poco para hacer sudar la cebolla y que elimine más rápido el agua de la misma.
                                                 

Removemos y vamos a sofreír durante unos minutos a fuego medio, hasta conseguir que evapore toda el agua. Después de ver que ya está medio trasparente, es hora de añadir la cucharadita de azúcar.


Removemos de nuevo y vamos a caramelizar, aproximadamente unos 5 minutos, reservamos. Después picamos el bacon en tiras y las sofreímos en una sarten con un hilo de aceite de oliva, durante 2 minutos.
                                                  

No doren el bacon ya que luego llevaremos al horno y de lo contrario se quemará. A continuación, rallamos el queso, es mejor que lo compren en bloque y lo rallen, reservamos.
                                            

Luego ponemos el yogur griego (toda la cantidad) en una fuente para horno y vamos a preparar el Dip, encima del yogur ponemos la mitad del queso rallado, yo utilicé cheddar curado. Luego ponemos la mitad del bacon frito y por encima añadimos la mitad de la cebolla caramelizada.



Luego ponemos el resto de queso, la otra mita de cebolla caramelizada y terminamos con el bacon frito.


Llevamos al horno precalentado y horneamos a 200ºC durante 10 minutos, apagamos el horno pasado el tiempo y dejamos reposar 5 minutos dentro del horno. 
                                             

Aquí tienen el resultado del Dip Griego de cebolla y bacon,
pueden disfrutarlo con pan recién horneado, o bien, pueden cortar pan en rebanadas y tostarlo. Está increíblemente bueno.


                                    ¡Hasta pronto!


     

Pan de Patata y Romero


Buen día!

Sabemos que el pan es un alimento básico en la mayoría de países, pero la cantidad de variedades es sorprendente. Los hay tiernos, de corteza gruesa, crocantes, esponjosos, alargados, redondos, cuadrados, rellenos, simples y cualquiera de ellos son realmente deliciosos. 
Esta receta está llena de sabor y olor, la patata y el romero son la combinación perfecta para hacer que un pan se transforme en algo diferente y adorable.

Receta de Annabel Langbein. 



                         Pan de Patata y Romero                   


Ingredientes:

* 350 gr de harina de fuerza
* 200 gr de puré de patatas natural
* 180 ml de agua templada
* 60 ml de aceite de oliva virgen extra
* 1 sobre de levadura de panadería (15 gr) 
* 3 ramas de romero fresco
* 2 cucharaditas de sal
---
* Sal gruesa 
* Aceite de oliva 


Proceso.
Primero hacemos el puré de patatas, aproximadamente son 2 patatas. Las cocemos en agua y luego machacamos. Después en un bol grande ponemos la harina y la levadura granulada, removemos. Añadimos la sal, después echamos el puré de patatas y el aceite de oliva.
                                                 

Luego echamos el agua y vamos a remover con una cuchara de madera hasta que vayamos integrando los ingredientes y a continuación añadimos las hojas de dos ramas de romero.
                                               

Removemos y luego sacamos a una superficie enharinada y formamos una bola, lo ponemos en el mismo bol, cubrimos con film y dejamos reposar 1:30 hrs. 
                                               


Pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa y la ponemos en la bandeja del horno con papel vegetal, presionamos un poco para dejar un grosor de dos dedos.
                                             

Añadimos las hojas de la rama de romero que nos quedaba, echamos sal gruesa por encima y aceite de oliva. Luego cubrimos con film y dejamos reposar por 20 min. 


Quitamos el film y llevamos al horno precalentado, horneamos durante 10 minutos a 200ºC y 20 minutos a 180ºC. Sacamos y dejamos templar.
                                                 

                                                

Aquí tienen el resultado de un exquisito Pan de Patata y Romero. Pueden acompañarlo con la comida, o bien, disfrutarlo con una copa de vino y una tabla de quesos... simplemente espectacular.


                                       ¡Hasta la próxima! 



martes, 28 de mayo de 2013

Sandwich Cocktail



Hola!

Hoy les voy a compartir una receta que es súper práctica y sobre todo, buenísima. Un sandwich, lleno de sabor y color que permite disfrutarlo en cualquier momento y ocasión. Lo bueno de este tipo de comida es que permite ponerle el tipo de ingrediente de la preferencia, ya sea frío o caliente.
Yo normalmente lo hago en la temporada de primavera-verano, para ponerlos como entrantes en reuniones con amigos o bien, para la hora de la cena. 

Venga, que no les entretengo más y vamos al tema.


        
                                         Sandwich Cocktail                            



Ingredientes:
(para 4 personas)

Pasta de Surimi.
* 6 barritas de surimi
* 2 lonchas de jamón york (cocido extra)
* 2 rodajas de piña en su jugo
* Sal y pimienta molida negra al gusto
* 2 ó 3 cucharadas de salsa cocktail

Pasta de Atún. 
* 150 gr de atún en aceite o agua
*  80 gr de queso feta
* Cebollino al gusto
* 1 diente de ajo
* Pimienta negra molida
* 1 cucharada de mayonesa
* 3 cucharadas de leche evaporada
* 1 cucharadita de pimentón ahumado 
---
* 8 rebanadas de pan para sandwich sin corteza 
* 1 aguacate maduro
* Salsa cocktail (la necesaria)
* Cebollino para decorar


Proceso.
Primero preparamos la pasta de surimi, en un bol ponemos el surimi cortado muy finamente.
                                                

Luego añadimos el jamón york picado muy finamente, también añadimos de igual forma la piña. Les recomiendo poner las rodajas de piña en papel de cocina para quitar un poco el jugo.
                                               

Salpimentamos al gusto y luego añadimos la salsa cocktail, removemos hasta conseguir que todo se integre.
                                            


Tapamos con film y llevamos a la nevera, mientras tanto preparamos la pasta de atún. Para ello quitamos el aceite del atún y lo ponemos en un bol.
                                           

Desmigamos con un tenedor, luego añadimos el queso feta desmenuzado con las manos directamente encima del atún. También añadimos el cebollino cortado finamente.
                                              

Seguidamente añadimos el ajo prensado o picado muy finamente, también añadimos el pimentón ahumado y la pimienta. En ésta pasta no echamos sal, ya que tanto el atún como el queso feta son salados.

Removemos todo y luego incorporamos la mayonesa y la leche evaporada, removemos de nuevo hasta conseguir una mezcla integrada.
                                           


Tapamos con film y llevamos a la nevera. Les recomiendo que las pastas las hagan 1 hora antes de usarlas para que se concentren los sabores. 
Pasado el tiempo, sacamos las pastas de la nevera, ponemos los panes a mano y cortamos el aguacate en medias lunas.
Vamos a preparar el Sandwich y para ello, ponemos una rebanada de pan en un plato, luego añadimos pasta de atún por encima.
                                               

Ponemos otra rebanada de pan, salsa cocktail por encima y las medias lunas de agucate.


Ponemos otra rebanada de pan y por encima la pasta de surimi. 


Y vamos a terminar con una rebanada de pan. Las cantidades son al gusto.
                                                

Cortamos por la mitad de forma que consigamos dos triángulos, los ponemos en una fuente alargada. Pinchamos con palillos para brochetas, así conseguimos que se mantengan firmes. Repetimos la operación con el resto de ingredientes y conseguimos 4 triángulos. 
                                                

Decoramos con una cucharadita de salsa cocktail y cebollino picado para cada Sandwich.
                                             

Aquí tienen mí Sandwich Cocktail, realmente delicioso y además, un entrante que puede sorprender a sus invitados. Espero que lo hagan y disfruten de un sandwich diferente y salgan del típico jamón con queso, jejejeje.


                                       ¡Hasta la próxima!  



                                                 
                                                 


sábado, 25 de mayo de 2013

Mousse de Chocolate


Porque ya apetecen los postres fríos.

Por fin llega el buen tiempo y se me ha ocurrido, una estupenda Mousse de Chocolate para dar la bienvenida al tan esperado calor. La verdad que es una receta increíblemente buena y si bien es cierto que se puede encontrar en todos los supermercados, no es igual, ya que la comercial es una mousse llena de aire. A diferencia de la receta que les comparto, es increíblemente cremosa y suave, ideal para los amantes del chocolate. 

Receta de Jamie Oliver.

                              
                                Mousse de Chocolate                      


Ingredientes:

* 200 gr de chocolate 70% cacao
* 300 ml de nata para montar
* 2 claras de huevo a temperatura ambiente
* 2 yemas de huevo a temperatura ambiente
* 2 cucharadas de azúcar
* 1 cucharadita de pasta de vainilla (extracto)
* 1 pizca de sal
* 1 cucharada de mantequilla
* 1 cucharadita de licor (amaretto, ron, Grand Marnier)
* Cacaco en polvo


Proceso.
Primero antes que nada, tenemos que meter la nata en el congelador 10 minutos para que esté bien fría. Mientras tanto fundimos el chocolate a baño maría, lo troceamos para que sea más fácil.
                                             

Echamos los trozos de chocolate al bol y añadimos la pizca de sal y la cucharada de mantequilla.
                                            

La verdad que la sal y la mantequilla hacen que el chocolate tenga un mejor sabor. Estamos pendientes del chocolate y vamos removiendo con una espátula.


Es importante que no hierva el agua a fuego fuerte, porque puede saltar gotas y caer en el chocolate, lo estropearía. Así que una vez que alcance la ebullición mantener el fuego al mínimo, tanto el chocolate como la mantequilla siguen fundiendo después de apagar el fuego.


Una vez fundido, lo ponemos aparte para dejar templar. Mientras vamos con el resto, ponemos las claras en un bol seco ya que vamos a montarlas a punto de nieve.
                                          

Luego ponemos la nata en un bol y le añadimos el azúcar y el extracto de vainilla.
                                          

Batimos hasta medio montarla, simplemente que doble el volumen, no debe montarse completa y ponerse firme. Luego echamos las yemas y seguimos batiendo hasta integrar.
                                            


Luego una vez templado el chocolate, le echamos el licor, yo utilicé amaretto, removemos hasta integrar. 


A continuación echamos la mitad a la mezcla de la nata y removemos.



Echamos la otra mitad y removemos de nuevo hasta conseguir una mezcla suave y homogénea. Después incorporamos las claras montadas.
                                              

Removemos de forma envolvente, haciendo giros para no sacar el aire a las claras.



Una vez que esté lista la mousse tenemos dos opciones, espolvoreamos con el cacao directamente y luego servimos, la segunda, servimos en copas individuales y espolvoreamos el cacao en cada copa.
                                        


Yo añadí el cacao en el bol y llevé a la nevera toda la noche, debe estar bien fría. Serví en cuencos individuales y decoré con hojas de menta y virutas de chocolate. 

                       

Aquí tienen el resultado de una deliciosa, Mousse de Chocolate. Les garantizo que no tiene nada que ver con las típicas comerciales, es realmente adorable. Pueden disfrutarla también con trozos de fruta fresca.


                                            ¡Hasta pronto!






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...